jueves, 3 de agosto de 2017

Aunque no te pueda ver.

Cuando me hablas escribiendo
algo dentro se remueve
y me gusta, me conmueve,
siempre acabo sonriendo
cuando leo tus locuras
tan cargadas de ternura.
Cuando leo lo que escribes,
en mi mente está tu voz
tan bonita y tan veloz,
que enderezas los declives
que ese día pueda haber
aunque no te pueda ver.
Cuando escribes que me besas
y le añades que me abrazas,
se deshace la coraza
y te pienso, mi princesa,
y te siento tan cercana
que la brisa en la ventana
deja rastros de tu aroma
y componen el axioma
que yo sueño que mañana
siga siendo de nosotros.
Aunque no te pueda ver,
brilla fuerte la esperanza
que me da la confianza
de lo que siento por tu ser

No hay comentarios:

Publicar un comentario